¿Cómo quitar el chupón a tu bebé?

Por: Aimeé Bernardo

Las niñeras a domicilio sabemos que muchos papás y mamás batallan con quitar el chupón a sus hijos porque lo piden para poderse dormir, para calmarse cuando tienen ansiedad o sencillamente quieren tener algo en la boca para succionar. Así que les daremos algunos consejos sobre cómo eliminar el uso del chupón y resolveremos algunas dudas sobre si es recomendable dárselos y bajo qué circunstancias.

El principal miedo que tienen los adultos en darle un chupón al bebé es que se vuelvan dependientes de él y que les dañen los dientes a la larga, pero si se lo dan en los momentos indicados, será de gran ayuda y cuando esté listo para dejarlo, lo hará, de preferencia antes del año de edad para que no le traiga problemas con sus dientes. Es lo mismo que el biberón, si lo usan por más tiempo, pueden deformarles los dientes incisivos y hasta traer problemas en el paladar.

Cuando le ofrezcan un chupón a un bebé, lo ideal es revisar que no tenga hambre antes de dárselo porque no hay que usarlo como un sustituto de alimentos. También hay que revisar el tamaño adecuado de la boca del pequeño para buscar la medida indicada, que el material sea suave y de preferencia que no tenga nada en su interior, es decir, no miel o gel con sabores. Por otra parte, las niñeras a domicilio les sugerimos que siempre verifiquen que esté limpio, hay que lavarlo de manera constante con agua y jabón, asimismo, el tiempo de cambiarlo es cada dos meses por uno nuevo y es muy importante que no se lo dejen por tiempos prolongados y siempre esté bajo supervisión.

¿Cómo elegir el chupón adecuado?

Para quitar el chupón a los niños, las niñeras a domicilio les recomendamos que les digan, por ejemplo, que ya son grandes y que ahora pueden dárselo a un niño que lo necesite por ser pequeño. También vayan modificando el tiempo en el que lo usan y si se niega a dejarlo, pueden ir cortándole al chupón con unas tijeras limpias una vez por semana, hasta que ya no haya nada de silicón que puedan chupar, así lo sentirán incómodo y lo dejarán de hacer.

Es importante que los papás no regañen a sus hijos por no dejar el chupón, no deben de desesperarse, ya que cuando entran al kínder tienden a olvidarlo porque ven que sus compañeritos no lo usan y cuando pasen 20 días sin ese hábito, lo habrán modificado y no lo extrañarán, pero debemos darles el confort, la seguridad y el cariño que los pequeños necesitan y que les proporcionaba el chupón, no será sencillo el trayecto, pero les ayudará mucho a superarlo.

 

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *