Aumento de peso en el embarazo

Las niñeras a domicilio les deseamos toda la felicidad si viene un bebé en camino, porque tenerlo y sentirlo en el vientre es la experiencia más maravillosa que podemos tener, pero es inevitable que se de un aumento de peso en el embarazo. Subir un kilogramo por mes será lo ideal, así que les decimos cómo controlar esos incrementos y cómo cuidar su peso.

Si quieren cuidar su peso en el embarazo, las niñeras a domicilio debemos decirles que coman de manera balanceada, pero no busquen ponerse a dieta para bajar de peso porque puede repercutir en la salud de ambos, por lo que cuando comas busca que sean alimentos, saludables, bajos en grasa y en sales. Ahora, cada vez que vayan con el ginecólogo a revisiones cada mes, el revisar el peso será una de las medidas que tomará el médico para valorar el estado de ambos, así que lo ideal es comer bien y con ello lograrás contrarrestar malestares y darle lo mejor a tu bebé desde adentro.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud el aumento de peso en el embarazo debe ser progresivo y entre 9 y 11 kilogramos, pero el límite en lo que se refiere a salud es de 15 kilos. Ahora, esos kilogramos e dividen en la siguiente manera: En los primeros meses, digamos entre el primer y cuarto se aumentan por lo general entre 1 y 1.350 kilogramos. A partir del quinto mes de gestación se aumentará más o menos 1.700 kilogramos y se repite la cifra en el sexto mes.

Las niñeras a domicilio sabemos que cuando más suben de peso las mamás es a partir del tercer trimestre del embarazo, por lo que en el séptimo mes habrá que sumarle al peso 2.500 kilogramos, el octavo serán más o menos 2.000 kilos y al final del embarazo, cuando se llega a término, en el noveno mes serán 1.700 kilos, así al final serán cerca de 11 kilos de aumento de peso.

Aumentar de peso de manera controlada es lo mejor porque el subir o no incrementar kilos en el embarazo es señal de que algo no está bien y se pueden tener problemas como anemia, diabetes gestacional o hasta llegar a un parto prematuro, por lo que debemos cuidar la alimentación, recuerda que no es engordar, sino que el bebé está creciendo y que necesitarás energía para cuando nazca el bebé y poder alimentarlo.

Las niñeras a domicilio les recomendamos que siempre tengan en su alimentación: frutas, verduras, cereales integrales, lácteos y comer proteínas de origen animal para poder darle lo mejor al bebé y ser una mamá saludable, por supuesto no dejen de beber agua, dos litros al día y consumir vitaminas prenatales.

Por: Aimeé Bernardo

 

About the Author

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *